Administración y toma de decisiones

Autores como Robbins, W. (2006) y Moody, H. (2007), concuerdan en que la toma de decisiones “consiste en seleccionar un curso de acción entre varias alternativas; es el núcleo de la responsabilidad administrativa; el administrador debe decidir constantemente que hacer, quién debe hacerlo, cuando y donde hacerlo; implica optar entre cursos de acción por aquel que sea más adecuado. De aquí que sea fundamental contar con información para poder ejecutar procesos decisivos óptimos; en toda estructura organizacional las decisiones son de gran impacto, en estructuras en extremos complicadas como los casinos y/o plataformas de apuestas online, este es más complejo en cuanto a trascendencia.

Moody, H. (2007), destaca que para tomar una decisión oportuna es necesario analizar el problema y luego su magnitud. Afirma que, para problemas menores, puede ser apropiado tomar decisiones en forma improvisada, pero para decisiones que tienen grandes ramificaciones, se debe recoger información con el fin de seleccionar el mejor curso de acción. Pues, todo depende del grado de importancia, gravedad o riesgo implícito en una decisión y en las repercusiones que pueda tener en cualquiera de los ámbitos de la organización.

Esto implica que el factor de riesgo e incertidumbre va a determinar la cantidad de información necesaria que hará falta para evaluar la decisión más acertada. Drucker, J. (2008), señala que delegar “es la habilidad que tiene el gerente para escoger personas que puedan hacer lo que él debería hacer y la disposición para no intervenir mientras éstos realizan el trabajo”; de acuerdo al precitado autor, se delega autoridad cuando un superior otorga libertad a un subordinado para tomar decisiones. Entonces, será necesario identificar este nivel de impacto desde la determinación de los resultados que se esperan.

Lo siguiente, incluye una asignación de tareas así como evaluar si es necesario delegar autoridad para llevar a cabo la tarea, oportunamente hacer una asignación de responsabilidades derivadas de la ejecución. Por último, la, delegación puede ser específica o general, si es poco clara, es posible que no se comprenda la naturaleza de las actividades o los resultados no sean los esperados, es indiscutible el valor del empoderamiento en la gerencia de talento humano, pero es indispensable mantener la supervisión de la tarea que se delega sin olvidar que las responsabilidades de liderazgo no se pueden transferir.

Administración de los procesos 

Con tantos factores involucrados en la administración de forma que satisfaga las demandas del mercado, es esencial que una empresa tenga un sistema claro y bien estructurado que identifique, documente, coordine y mantenga todas las actividades claves que son necesarias para asegurar las acciones de calidad y productividad. Sin esta integración sistémica, muchas empresas pueden perder en lo que se puede considerar como la competencia interna de la empresa, por una parte; su complejidad explosivamente creciente tecnológica, organizacional y mercantil.

Ahora, por otra parte, la habilidad de sus funciones de administración e ingeniería para planear y controlar efectiva y económicamente los aspectos de la calidad del producto y servicio con las cuales comercializan. De acuerdo a Feigenbaum, F.(2006), “La magnitud del requisito sistémico de implementar principios y técnicas de calidad sólidas, se ha subestimado”. El referido autor, expresa que ha existido la tendencia del embudo de los problemas en canales funcionales tradicionales, los cuales son demasiado estrechos para poder manejarlos adecuadamente.

Aspectos generales de la contabilidad

La contabilidad, es un sistema  coherente de registro de todas las informaciones  emanadas  del quehacer de una  empresa que tiene que ver con su patrimonio, no tiene sustituto para revelar  la real situación de una empresa, que posee y qué debe, qué  valor ha producido  en un  período determinado y cuánto ha costado, sí ha tenido pérdida o ganancia y en qué magnitud; sin ella se vuela a ciegas, no se puede conocer  su verdadero estado, cuál es su valor real y mucho menos, hacer planes  y programas  realista de una acción futura. La transparencia en los procesos contables es fundamental en todos los niveles de toma de decisión; de hecho, para ello existen normas internacionales de carácter universal que regulan estos procesos pues los negocios e inversiones internacionales dependen de la claridad de estos procesos. 

Sistema de contabilidad

Según Horngren, (2005); el sistema de contabilidad es el mayor sistema de información cuantitativa   en casi toda la organización, suministra información sobre la composición y evolución de su patrimonio, su finalidad es asistir a la toma de decisiones. La asociación de contadores de los EE.UU., (NAA) la define, como una técnica o método para determinar el costo de un proyecto, proceso o producto, empleado por la gran mayoría de las entidades legales de una sociedad o específicamente recomendado por un grupo autorizado de contabilidad; lo que le otorga carácter y fuerza como eje principal de los procesos de comercialización y negocios.

También, Polimeri (2005), plantea que se ocupa fundamentalmente de la información de los costos para uso interno de la gerencia, ayuda considerablemente a la gerencia en la formulación de objetivos y programas de operación, planeación, en la comparación del desempeño real con el desempeño esperado, el  control   en la presentación  de información  financiera y en la  medición  del ingreso. La contabilidad se divide en dos grandes e importantes vertientes: Contabilidad Financiera y Contabilidad de Gestión.  La mayor diferencia entre ellas está dada por el uso que de ella hacen dos clases de grupos diferentes al tomar decisiones, lo que determina la naturaleza de cada una.

Clasificación de la contabilidad

  • Contabilidad Financiera: Es una técnica basada en los principios generales de contabilidad, cuyo fin es producir sistemática y estructuradamente información cuantitativa expresada en unidades monetarias relativa a las transacciones que realiza una entidad económica. Además entrega información a usuarios externos a la empresa, accionistas, bancos, proveedores y entidades gubernamentales. La contabilidad financiera, se dedica al estudio y análisis de los estados financieros para uso externo, para personas que se interesen por la situación de la entidad tales como: inversionistas, acreedores, analistas financieros, agencias gubernamentales y otros grupos interesados al respecto. 
  • La  Contabilidad de Gestión: Es una parte de la contabilidad que tiene por objeto la captación, medición, registro, valoración y control de la circulación interna de valores de la empresa, con el objeto de suministrar información para la toma de decisiones sobre la producción, formación interna de precio de costo y sobre la política de precios de ventas y análisis de los resultados, mediante el contraste con la información que revela el mercado de factores y productos, basándose en las leyes técnicas de producción, las leyes sociales de organización y las leyes económicas de mercado. 

Lara y Hernández (2007), comentan que la contabilidad de gestión no solo abarca la toma de decisiones interna de la empresa, sino que también es utilizada para el análisis externo de la empresa acerca de su comportamiento con respecto al entorno competitivo. (p.130). Teniendo en cuenta que la evolución de la contabilidad de gestión ha estado relacionada con el desarrollo de la gestión empresarial y con las obligaciones de las organizaciones en cada etapa del desarrollo económico, se resume como sus principales propósitos los siguientes: 

  • La evaluación de inventarios y determinación de utilidades.  
  • La planeación y control de las operaciones empresariales.
  • La toma de decisiones.

De un modo peculiar y único, podemos destacar que la evolución de la contabilidad de gestión ha estado muy vinculada al desarrollo de las organizaciones, lo que es evidente dado su objetivo de brindar información oportuna a la gerencia, por lo tanto, responden a las necesidades de la misma, a partir de los requerimientos del entorno, siendo este dinámico pues la contabilidad de gestión obviamente también lo es. Una ramificación dentro de la contabilidad de gestión es la contabilidad de costo, que se relaciona fundamentalmente con la acumulación y el análisis de la información de costos para uso interno por parte de los gerentes, en la valuación de inventarios, la planeación, el control y la toma de decisiones tanto a corto, mediano como largo plazo. 

En este sentido, Zamarrón (2006) comenta que la contabilidad de costo: “Es el proceso de medir, analizar calcular e informar sobre el costo, la rentabilidad y la ejecución de las operaciones esta rama de la contabilidad se encarga de sintetizar y registrar los costos de los centros fabriles, de servicios y comerciales de una empresa”; explica en detalle estos procesos con el fin de que puedan medirse, controlarse e interpretarse los resultados tanto por separado como en conjunto, a través de la obtención de costos unitarios y totales en progresivos grados de análisis y correlación, lo que le  facilita al contador el hacer comparaciones de los costos reales con los costos tipos y determinar a qué se debe la diferencia, así como las previsiones que sean necesarias según sea el caso.

Se puede definir entonces que la contabilidad de costos como el instrumento fundamental e idóneo a utilizar por la administración de una entidad para conocer en detalle todo lo concerniente a sus hechos económicos financieros, permitiéndole a la empresa tomar las decisiones correctas en cuanto a minimizar los costos o maximizar beneficios, mediante ella se interpretan los resultados obtenidos, lo que le permitirá desarrollar procesos de toma de decisiones bien informados.

En el mundo de los negocios, sea cual sea el sector, a más impuestos y regulaciones, si se quiere alcanzar competitividad, capacidad de inversión y consolidación la solución es hacerse más grande y las estrategias de adquisición y fusión están destinadas a ello, por lo que en el sector de las operadoras de apuestas y casinos son cada vez más comunes. Es decir, son cada vez más las operadoras internacionales ubicando oportunidades de fusión y adquisición para alcanzar objetivos de crecimiento, expansión y consolidación en otras plazas o en la propia. 

En primera instancia, estas estrategias responden a las necesidades de los operadores y casas de apuestas de diversificar y expandir el negocio frente a las fuertes regulaciones y altas tasas de impuesto en determinados países donde la industria generaba alto rendimiento casi de manera desapercibida ante los ojos del estado. Un ejemplo, es el caso británico, se estima que cada hogar en Gran Bretaña gastaba hasta 200 euros en apuestas.  La legalidad de las apuestas viene a corregir esta situación, lo que siguió fue una ola de importantes fusiones en solo 12 meses para el año 2016 solo en este país, motivado a los altos costos por pago de impuestos, inversión en tecnología para crecer conforme aparecían nuevos operadores en el mercado y se incrementará la competitividad.

Las operaciones de fusión y adquisición se hicieron claves durante el 2017, para los principales fabricantes de productos de juegos de casino online, impulsado por la preferencia de los usuarios hacia los dispositivos móviles.  Más recientemente, a medida que estas regulaciones se van adoptando en países donde no había restricciones, el crecimiento fue desacelerando, más operadores de casinos están recurriendo a las M & A, además de la necesidad de diversificación al incursionar en plataformas digitales muy rentables que requieren de gran inversión en tecnología.

En cuanto a las operadoras de casinos, los riesgos son especialmente elevados debido a la fuerte influencia de las compañías, propietarios y cultura de las mismas. En la mayoría de los casos estas empresas se conocen y las atrae el interés mutuo, lo que las orienta hacia las fusiones, donde adquiere importancia el correcto proceso de valoración de las compañías. Estas empresas con intención de ejecutar estas acciones, buscan el apoyo e intermediación de una empresa consultora experta en el sector o gaming consultant, que sirven como facilitadores a lo largo del proceso hasta que se consolida la unión y se conforma la nueva estructura. 

La fase de valoración, es decir, análisis de propiedad, organización interna, situación financiera, estructura de costes e ingresos, perspectivas de futuro o evolución esperada y obligaciones adquiridas es el punto de partida para establecer el precio y condiciones de negociación para definir acuerdos. En este punto, es esencial la labor de consultor externo de manera de garantizar la transparencia de la negociación. La realidad es que el experto consultor tiene la suficiente base de conocimiento para hacer de este proceso una estrategia de expansión, crecimiento y diversificación actuando como localizadores de oportunidades y como asesores financieros en una estructura de negocios de por sí compleja, la industria del juego y los casinos online. 

www.italtronic.net 

Leave a comment