¿Cómo se originaron los juegos de azar?

Los juegos de azar son aquellos donde la posibilidad de vencer o ser derrotado no depende sino del destino o azar y no solo de la pericia o habilidad con la cual la persona se desempeña al jugar, la cual es muy útil, sino también su capacidad de medir las probabilidades, estadísticas y estrategias de aquello que desencadenen sus acciones.

La aparición más antigua en la historia de los juegos de azar en la humanidad, data alrededor de 5000 a.C., donde en una excavación funeraria en Turquía, en la remota provincia de  Başur Höyük, fue encontrado un set de más de 40 piedras pintadas y talladas, dándonos un referente de cuán antiguos son los dados. Inclusive han sido mencionados en la mitología griega, donde señalan que durante una partida de dados, una vez resultó en una gran disputa entre los dioses.

Cabe destacar que se tiene conocimiento que en la antigua China aproximadamente 2000 a.C., ya se realizaban apuestas monetarias por entretenimiento, y existe documentación histórica de la civilización Sumeria en el 2600 a.C., que utilizaban huesos tallados de una manera especial que al ser arrojados en una superficie adoptaran diferentes posturas al caer, lo cual lo hace del dado el más importante antecedente en la historia de los juegos de azar.

Veamos el significado etimológico de la palabra dados, proviene del árabe clásico “á-dadd” que significa “juego”.  A su vez, también los griegos llamaron los dados cúbicos  “tesserae” y los también habían dados con otra forma los cuales eran utilizados como instrumento de adivinación de forma rectangular o parecida a un dodecaedro en la cual cada cara tenía tallada la cara de un animal del zodiaco, los cuales estaban hechos de marfil, huesos (de origen animal o falanges) o madera.

Sin embargo, los hallazgos arqueológicos señalan a los egipcios como los responsables de crear el primer dado tal como lo conocemos en la actualidad, un sólido cubo hecho de material óseo de origen animal, conformado por 12 aristas, 6 lados planos con hoyos o círculos parecidos a ojos. Diseñado con fines de entretenimiento lúdico donde lo único que es tomado en cuenta es el resultado arrojado por su postura al ser lanzados. Aunque también se le daba un uso alterno, al dado se le consideraba como un instrumento de artificio mágico para realizar predicciones. Cabe agregar que tanto los egipcios como los griegos, creían firmemente en el destino y la suerte, lo que los hacía aficionados al uso de este curioso objeto.

Lo que nos lleva a decir que es el dado el primero de los elementos de los juego de azar en hacer aparición históricamente. En la actualidad, el dado se usa en diferentes juegos de azar como el ludo, el monopolio, el parchís, póker o juegos de roles.

Las apuestas

Es necesario mencionar que de las diversas antiguas civilizaciones como la greco-romana, china, árabe e hindú, hubo gran inclinación a realizar apuestas, con motivo de exaltar las grandes habilidades de cacería entre las personas (¿Quién logra cazar primero o quién caza más?), en ocasiones los esclavos romanos apostaban su propia libertad ante sus amos, también se realizaban apuestas de tierras, posesiones, joyas y otros objetos codiciados sobre quién sería el vencedor de una batalla entre bestias en el circo romano, enfrentamientos entre gladiadores o el ganador de un torneo de justas. 

Las apuestas consisten en arriesgar una cantidad estipulada de dinero o bienes, en garantía intentando predecir un resultado de un evento fortuito o incierto. Siendo finalmente el ganador la persona que acierte el resultado final y la cual podrá rescatar tanto sus artículos puestos en garantía y teniendo como premio los artículos de los otros participantes en la apuesta. Existen diferentes juegos donde el medio empleado para desempeñarse es apostando.

Los juegos donde se involucran las apuestas en la actualidad son: Parley (quinielas) o apuestas deportivas, carreras de carros o de caballos, texas holden, póker, entre otros.

Otros juegos de azar en la antigüedad

Los tableros y juegos de mesa

Es importante destacar que históricamente civilizaciones organizadas como Mesopotamia, Egipto imperial, Roma, Oriente y otros, hayan planeado conquistas, estrategias y tácticas militares de invasión, batallas y hasta planificación del cobro de impuestos fundando sus acciones en torno a tableros, fichas, realizando entonces recorridos y quien logra completarlo que si los observamos bien, antecedieron al juego que hoy día conocemos como backgammon o ajedrez.

¿Cómo funcionaban? 

Sobre la mesa se desplegaba un tablero, se colocaban elementos que simulaban fichas, estas fichas se ubican de manera estratégica según el propósito, señalar ubicación de sus tropas o de sus enemigos, las cuales luego desplazaban de acuerdo a sus intereses y a los acontecimientos que sus acciones iban desencadenando, simulando una especie de carrera. Siendo una necesidad humana buscar una alternativa para distraer la mente en ratos de ocio, fuera del aspecto lúdico muchas diferentes culturas desarrollaron gran aceptación en la implementación de estos juegos de azar como complemento para plasmar un punto de partida, desplazamientos y un punto de llegada y así planificar sus estrategias militares en la invasión y conquista de nuevos dominios. Con el paso de los años los elementos que componían este juego evolucionaron convirtiéndose en diferentes juegos como los ahora conocidos como ajedrez, monopolio, ludo, risk.

El Tafl es un juego de origen germánico que poseía piezas y tableros variables que evolucionó en lo que hoy día conocemos como ajedrez.

El denominado Ludus duodecim scriptorum (juego de las doce casillas) proveniente del imperio romano, cuyos elementos son 12 casillas por 3 filas, y sus reglas son bastante similares a las del actual Backgammon, cuyos elementos son 15 fichas cada jugador, un dado de 6 caras y un tablero de 24 puntos y el objetivo es ser el primero en deshacerse de las fichas.

Hay referencias históricas de que alrededor del 1300 a. C, las constantes guerras y conquistas de nuevos dominios por parte del Imperio Romano crearon la necesidad de crear un juego de tácticas militares para 2 participantes, con tableros muy parecidos al ajedrez, donde el tablero es una localidad y cada ficha es un perro,  las fichas son de 2 colores y consta de anular una ficha encasillando la entre 2 del mismo color.

Juegos de cartas

Los juegos de cartas en la historia de los juegos de azar constan de un set de cartulinas con diferentes dibujos que deben de barajarse antes de jugar y puede complementarse apostando o llevando puntuación. Existen distintas opiniones sobre en qué lugar se originaron y cómo fueron creadas, sobre si se utilizaron primero en India, Egipto o en China lo cual resulta ser más probable, aproximadamente en el siglo XII, estaban hechos de papel moneda también muy similares al material y la forma del cual estaba hecho el dominó.

A través de los años fue evolucionando conforme al lugar donde eran creadas, en Persia y en la India se trataba de un set de 10 palos con los diferentes avatares del dios Vishnu. Luego en Oriente se originó la versión de 4 palos y 10 cartas cada uno, antecesor directo de lo que conocemos hoy como baraja española, también como el Tarot.

 

Leave a comment