Comunicación y Liderazgo

Es un hecho que la comunicación como un acto inherente a las relaciones humanas, será también un factor esencial en el desarrollo organizacional de las empresas. Partiendo de esta capacidad de expresar, además indispensable para crecer, aprender, trabajar, para relacionarnos con el mundo en todos los escenarios. En las organizaciones, es innegable que el liderazgo desde una comunicación efectiva es factor clave para alcanzar objetivos y metas, de forma tal que los equipos de alto rendimiento puedan estar en sintonía y alineados.

En la actualidad, la tecnología de la información en su constante evolución, han puesto diversos medios sumamente innovadores, que perfeccionan las formas de interacción humana, donde existen además distintos índices y métricas de efectividad, por lo que se comprueba la premisa de que la comunicación se planifica no solo se gestiona, en el sector de los juegos de azar, centrada en el cliente, las distintas plataformas de casinos y apuestas online, gestiona su interacción con el usuario, pues el objetivo es captar nuevos jugadores.

Liderazgo en la Organización

Las organizaciones como estructuras sociales, conllevan una serie de interrelaciones que en principio se basan en las meras relaciones laborales que se desprenden de la necesidad de talento humano de la organización para sus procesos productivos y de las personas para producir y cubrir sus necesidades básicas, expectativas personales de  crecimiento, desarrollo profesional, entre otros; serán inherentes los procesos de comunicación de toda índole, entre pares y desde las cadenas de mando,  pero además, se trata de construir un ambiente positivo y que promueva el desempeño desde las buenas relaciones humanas, donde será esencial ele estilo de liderazgo no solo de los roles supervisores sino desde la filosofía de gestión de la empresa, que en general describen una cultura organizacional.

Efectividad de la Comunicación

En este sentido, resulta obvio la efectividad de la comunicación depende directamente de una adecuada planificación de la misma y de los objetivos que aquí se planteen, pero desde un sentido muy amplio, la realidad es que, para que la comunicación ocurra, es fundamental que el receptor este interesado en la situación que motiva el proceso de comunicación, de aquí que, como fuentes o receptores el interés se reduce a satisfacer las necesidades y cumplir los propósitos.

Según esto, en toda situación de comunicación hay un propósito, pues se elige, codifica, se trata el mensaje y se seleccionan los canales sobre la base de la posible recompensa o receptividad para el receptor. En pocas palabras, lo cambios que queremos operar, la transformación del receptor, la acción de vuelta que esperamos o en términos más simples, la respuesta. Se supone entonces, que, en las organizaciones, todo proceso de comunicación gira en torno a las operaciones y el trabajo, pero además también depende del estilo de gerencia, la cultura organizacional y la filosofía de gestión; es decir que le liderazgo tendrá un gran impacto en la efectividad de la comunicación.

Comunicación y Retroalimentación

En estese apartado, las consideraciones de Splenger (1998), señala que las consecuencias de la respuesta no sólo actúan como recompensa para el receptor, sino también como una retroalimentación para la fuente. La retroalimentación se refiere al reingreso del mensaje modificado a la fuente. Es decir, cuando una fuente de comunicación decodifica el mensaje que encodifica o el mensaje vuelve a ser colocado dentro de su sistema, tenemos lo que se llama retroalimentación. En el proceso de comunicación humana, la retroalimentación constituye un factor que ayuda a aumentar la fidelidad al transmitir los mensajes, siendo este un objetivo fundamental pues lo que se busca es influir, impactar, lograr que se verifique un cambio, una respuesta.

Además, la retroalimentación permite que la fuente pueda verificar la comunicación al decodificar sus propios mensajes y asegurarse de que ha encodificado de acuerdo a sus propósitos; es decir que, en caso contrario, puede corregirse enviando un mensaje más preciso, lo que evidencia un mensaje de vuelta. En los procesos de comunicación empresarial, esperamos mucho más que ver resultados, se trata de que se cumplan los procesos a cabalidad, de que las directrices sean correctamente ejecutas, de acuerdo a esa filosofía de gestión, lo que representa una identificación y sentido de compromiso.

En síntesis, lo que obtenemos desde la retroalimentación permite que la fuente controle el tipo de mensaje que envía el receptor. Cuando la fuente recibe una retroalimentación que le indica que ha provocado la respuesta deseada en el receptor y que ésta es recompensante para él, continúa produciendo el mismo tipo de mensaje. Si la retroalimentación le indica que el mensaje enviado no ha provocado el efecto esperado podrá, eventualmente, cambiar de mensaje; es posible distinguir las diferentes situaciones de comunicación por la facilidad con que es obtenida la retroalimentación.

Por lo tanto, la retroalimentación constituye uno de los más importantes factores, lo que es fundamental en la efectividad del proceso de comunicación, puesto que permite que la fuente, a partir de las respuestas del receptor, controle y precise sus mensajes para lograr su propósito original, la intención que impulsa el proceso de comunicar. En el desarrollo organizacional, la gestión adecuada de la comunicación, permite establecer la efectividad de estos procesos, asi la comunicación corporativa establece procesos para medir la efectividad de la comunicación, estudios de clima organizacional si como medios efectivos para desarrollar una comunicación efectiva.

Comunicación y Sistema Social

Es evidente que la empatía es un factor que constituye una base de desarrollo en la efectividad de la comunicación; sin embargo, cuando la situación de comunicación presenta ciertas características específicas, como tener poca interacción previa, falta de motivación personal, aumento del tamaño grupal, entre otros; el conocimiento de la composición y mecanismos del sistema social serán de utilidad para hacer predicciones sobre la forma en que los miembros de dicho sistema social habrán de comunicarse; en este contexto, los sistemas sociales se generan a partir de un proceso de comunicación en que los hombres coordinan sus comportamientos para lograr sus propósitos.

Una vez formado el sistema social, éste determina el proceso de comunicación entre sus miembros; afecta el cómo, por qué, para quien y con qué efectos se produce la comunicación en determinado momento. Este es un proceso interdependiente, en el cual, la comunicación va afectando al sistema social y éste, a su vez, afecta la comunicación. Las redes sociales mas populares construyen sistemas sociales, desarrollando comunidad de seguidores con los mismo intereses, gustos y preferencias. En estas, la interacción debería ser espontanea, se basa en el contenido de los mensajes.

El sistema social proporciona herramientas para mejorar la efectividad de la comunicación. El conocimiento del sistema social en que se inscribe una situación de comunicación determinada, permite hacer predicciones acertadas sobre el otro, basándose sólo en los roles que desempeña en dicho sistema. No es necesario un gran nivel de interacción, conocimiento o empatía con el otro. Su posición dentro del sistema social permite anticipar sus habilidades comunicativas, conocimientos y actitudes, y, por lo tanto, predecir su respuesta a un mensaje determinado.

Barreras de la Comunicación en la Organización

En un sentido estricto, son todos aquellos factores que inciden para impedir o distorsionar el proceso de comunicación, deformando el mensaje u obstaculizando el proceso general de ésta. No todos los intentos de comunicación se ven coronados por el éxito. de ahí que, en algunas ocasiones hay interrupciones en la transmisión provocadas por una barrera de comunicación en particular, lo cual constituye el ruido o en términos mucho más simples y generales las barreras fundamentales que se oponen a una comunicación eficaz.

Algunas de estas barreras trascienden de las limitaciones para expresarse adecuadamente, en el sentido de que las personas son incapaces de expresarse incluso en sí mismas en una forma apropiada, ya sea de manera oral o escrita, lo que trae como consecuencia que puedan tener malos entendidos con quienes los escuchan. Desde el liderazgo, la dirección propicia una comunicación partiendo de una habilidad de oratoria, si un líder tiene problemas para expresar sus ideas seguro tendrá dificultades para ejercer un liderazgo participativo o de resultados, porque no solo se trata de dominio de vocabulario sino de confianza y seguridad.

Ahora bien, del mismo modo, aunque en menor impacto, están las comunicaciones demasiado sofisticadas y con abundancia en términos poco usuales o plagados de tecnicismos innecesarios, que probablemente no son comunes al receptor, con los cuales no están familiarizados todas las personas. Los factores que hacen referencia a la semántica, estan asociados al significado de las palabras en sí en su contexto. Uno de los problemas de semántica más común es el que provoca el uso de un lenguaje técnico o vocablos que sólo entiende un grupo muy selecto de personas.

Errores de Percepción

Lo que una persona dice y lo que la otra entiende pueden ser dos cosas distintas. Los errores de percepción ocurren al interpretar erróneamente los deseos y motivos de la otra persona y le da otro sentido al mensaje. Esto puede ocurrir por distintas razones, por ejemplo, los marcos de referencia o el contexto donde se desarrolla la comunicación, elementos como la experiencia, valores, actitudes, creencias, temores, hacen que las personas vean e interpreten las cosas desde un punto de vista distinto y a veces tan inflexible que no pueden admitir al otro; cuando esto sucede, se carece de una base común de compresión y se encuentran imposibilitados para comunicar en forma correcta lo que quieren decir.

Así, las personas en diferentes funciones o niveles en la empresa interpretan las situaciones de manera distinta, también puede darse que existe una desconfianza o recelo entre emisor y receptor. Cuando existe un sentimiento de desconfianza y recelo entre las partes, se genera una actitud desfavorable hacia la comunicación. Adicionalmente y de hecho un factor muy común es la Inferencia, en términos de la comunicación, una inferencia es una suposición o predisposición frente a un asunto o tema en cuestión, que hace el receptor de un mensaje.

Es importante considerar que la comunicación es una actividad humana, cotidiana y común a todas las personas; por lo tanto, habrá contextos y sistemas sociales con multiplicidad de mensajes que compiten; entonces, para que el mensaje sea recibido por el receptor es indispensable obtener la atención del individuo. Una escucha no efectiva: obtener la atención y la escucha es un arte que es necesario dominar para que la comunicación sea efectiva. Escuchar es más que lo que uno oye con los oídos, es darles significado a las palabras.

Comunicación y Clima Organizacional

En la comunicación empresarial, cuando el receptor siente o percibe que los contenidos o mensajes no son suficientemente importantes, tenderá a hacer caso omiso de lo que él emisor está diciendo, sintiendo que no se relaciona con el punto principal. De ahí que sea fundamental lograr desarrollar contenido que llame la atención del receptor, que sea trascendente para él, que agregue valor. Pero más allá de la pertinencia que ya es importante, se trata de ser lo suficientemente claros en la transmisión de contenido, sobre todo cuando se trata de relaciones de trabajo.

Al escuchar, la mayoría de las personas captan información más rápidamente de la que puede transmitirse. Corno resultado, en la mayoría de las conversaciones la atención del que escucha es vaga mientras la otra persona habla. También, cuando existe una atmós­fera emocionalmente cargada; esto ocurre entre personas en conflicto o que no simpatizan quienes tienen grandes dificultades de comunicación, debido a tendencias poderosas y persistentes de evaluación interpersonal. Entonces, ser sumamente difícil que estas estructuras de personas logren los objetivos de la organización, o en la mayoría de los casos solo a medias.

Gestión de la Información Empresarial

Desde el liderazgo, o bien desde toda estructura empresarial, será muy importante considerar también la cantidad de información interna, puesmientras más datos se comuniquen, será más probable que el receptor sufra una sobrecarga de información, de ahí que sea fundamental la elección de medios adecuados para tales fines, los correos corporativos pueden gestionar mejor una información institucional que un messenger interno. De ahí que conforme se transmiten cada vez más datos, hechos y cifras, el receptor se ve abrumado y deja de escuchar o leer tratando de integrar todo el material dentro de algún patrón general o marco de referencia.

Por último, la posición o status de los receptores del mensaje dentro de la empresa, por supuesto que habrá de impactar en la efectividad de la comunicación; se refiere a los atributos que clasifican y relacionan a los individuos dentro de una organización en un nivel jerárquico. Es una realidad que el status afecta la forma en que el personal de una organización se comunica entre sí. La paradoja entonces radica en que de hecho la información puede reducir la incertidumbre, también las organizaciones deben aprender a vivir con ella, como parte de la dinámica competitiva de hoy.

En este orden de ideas, en los modelos de negocios del sector del gaming, es decir, los casinos y casas de apuestas, desarrollanprocesos automatizados y en su comunicación, la relación con los públicos tanto interno como externo, será la diferencia entre una estructura compleja que alcanza sus objetivos y metas.

Visítanos,  www.italtronic.net

Leave a comment