Gerencia Sector Gambling

Con el advenimiento de la automatización y la digitalización de los negocios llegaron los cambios, en todos los ambientes y escenarios de la estructura empresarial; así escomo las operadoras y casas de apuestas, comenzaron sus respectivos procesos de adaptación a estas nuevas y mejoradas propuestas, lo que no implica que sea sencillo. La incursión en nuevos mercados y ámbitos geográficos trajo consigo escenarios con marcos legales distintos, mercados y perfiles de clientes diferentes entre sí, sin embargo, el sector Gambling, lo que representa una oportunidad de crecimiento y explotación de excelentes proyecciones.

Dirección de Negocios

En palabras de Henri Fayol, “dirigir es el arte de manejar a los hombres, hacer funcionar el cuerpo social constituido. Conocer los recursos de la empresa, asi como la supervisión de los recursos existentes de forma periódica”. Se trata entonces de coordinar los elementos humanos, tecnológicos y materiales de la empresa. En los modelos de negocios del gaming, las operaciones y transacciones que se realizan, les otorga un carácter complejo, lo que exige un alto nivel de dirección de negocios que garantice la calidad de los servicios y la productividad.

En este sentido, es de crucial importancia el desarrollo de una gestión empresarial óptima para la adecuada ejecución de todos y cada uno de los procesos inherentes a estos cambios y los retos que supone; en el mundo empresarial la disciplina administrativa  representa  un aspecto  fundamental   dentro  de  cada  uno de estos procesos  estratégicos, desarrollado en cada una de las áreas que constituyen a las  organizaciones; y es que cada organización tiene distintos procesos  administrativos dependiendo del ramo que se dedique, en el contexto global los principios   administrativos  y contables son de carácter universal.

Auditoria de Procesos

Siguiendo este orden de ideas, el control interno es indispensable en la gestión de negocios, de manera de contar con información de primera mano en cuanto a las tareas y proceso, así como resultados óptimos durante la ejecución.  Sergio Esparza Moreno (2008), establece que “la auditoria en general es un campo especializado del saber humano, basado principalmente en lógica y otros conocimientos y, como tal, mantiene una estructura racional y sistemática de postulados, normas, conceptos, técnicas y procedimientos, métodos y prácticas”.

En tal sentido la aplicación de auditorías internas es estrictamente necesarias dentro de las organizaciones, pues las mismas contribuyen de manera eficaz al cumplimiento de las metas y objetivos asignados por la organización en cada ejercicio fiscal, lo que proporciona resultados óptimos a la gerencia.

De aquí que, estos procesos de control interno que incluyen continuidad operativa, eficiencia operacional, administrativa, rentabilidad y eficacia en la utilización del tiempo dentro de la organización.

Procesos de Control de Gestión

La planificación estratégica fija los planes a largo plazo, cinco o más años, y el control de gestión intenta que los objetivos se alcancen con la máxima eficiencia.

Entonces, destaca que el control de gestión implica el diagnóstico de desviaciones y su corrección. De igual manera, un sistema de control de gestión debe partir de unas previsiones de actividad y luego observar si se ejecuta adecuadamente en el camino y en caso contrario aplicar las medidas correctivas pertinentes. El precitado autor, señala, además, que las características básicas de un Control de Gestión son las siguientes:

  • Es un sistema total que afecta a todos los aspectos de la unidad económica.
  • Es un sistema coordinado e integrado que relaciona entre sí todos los aspectos anteriores.
  • Tiende a expresarse en unidades monetarias que homogenizan los diversos elementos.
  • Tiene carácter periódico, mes tras mes, año tras año.
  • Se basa en los directivos de línea. Las opiniones de éstos se incorporan a los planes y proyecto y sus realizaciones se cuantifican.
  • El departamento staff de control de gestión hace las propuestas a la dirección general.

Los Condicionantes del Control de Gestión

Los objetivos de la empresa también condicionan el sistema de control de gestión, Según sean de rentabilidad, de crecimiento, sociales y medioambientales. La estructura de la organización, según sea funcional o divisional, implica establecer variables distintas, y por ende objetivos y sistemas de control también distintos. El tamaño de la empresa está directamente relacionado con la centralización. En la medida que el volumen aumenta es necesaria la descentralización, pues hay más cantidad de información y complejidad creciente en la toma de decisiones.

Los Fines del Control de Gestión

El fin último del control de gestión es el uso eficiente de los recursos disponibles para la consecución de los objetivos. Sin embargo, se puede concretar otros fines más específicos como los siguientes:

Informar: Consiste en transmitir y comunicar la información necesaria para la toma de decisiones.

Coordinar: Trata de encaminar todas las actividades eficazmente a la consecución de los objetivos.

Evaluar: La consecución de las metas (objetivos) se logra gracias a las personas, y su valoración es la que pone de manifiesto la satisfacción del logro.

Motivar: El impulso y la ayuda a todo responsable es de capital importancia para la consecución de los objetivos.

Sistema de Control de Gestión

Barrenechea, A. (2007), plantea que en un Sistema de Control de Gestión (SCG) permite que una estructura organizada los “managers” descentralizados tomen sus decisiones a su debido tiempo, permitiendo así alcanzar los objetivos estratégicos perseguidos por cada empresa. En modelos de negocios tan complejo como en el sector de los juegos de aza, los sistemas de control de gestión proveen de información de primera mano para soportar estas decisiones de forma rápida y oportuna.

Indicadores de Gestión

Un indicador permite evaluar resultados como punto de partida. Para Román, H y Oliva, D (2008) un indicador es un número índice en una cantidad que muestra, por medio de su variación los cambios a través del tiempo o el espacio de una magnitud que no reúne los requerimientos necesarios para lograr medir y controlar una función de forma científica y simple de entender; de aquí se desprende que un indicador de gestión es la expresión cuantitativa del comportamiento o desempeño de una actividad. También es una referencia numérica que permite controlar y evaluar el desempeño de: organizaciones, unidades administrativas, operativas y procesos durante un tiempo determinado.

Objetivos de los Indicadores de Gestión

En términos simples, Bourdin, K. (2007), sostiene que existen datos de manera fragmentada y desorganizada, pero abiertas y disponibles. Los mismos cuando son recopilados, procesados, almacenados e interpretados apropiadamente, proporcionan alternativas efectivas y eficientes para evaluar el buen desempeño de una función. Por lo tanto, se plantea que el indicador permite tener de manifiesto lo que significa mantener un estándar adecuado ante los diversos cambios, siempre preservando un alto nivel de excelencia en sí, susceptible a la observación en la práctica. De igual manera son términos cuantitativos por medio los cuales se analizan la eficiencia con que se encuentra administrada la empresa.

Lo que quiere decir que si se tiene presente esta relación gestión-resultado, se puede deducir que un sistema de indicadores establece una herramienta que va a permitir manipular la gestión según se desenvuelve para así obtener mejoras resultados. La fuente principal para establecer indicadores proviene de las expectativas de la gerencia, así como planes de negocio, acuerdos de servicios, comparación con el entorno, información histórica de interés, cuantificar objetivos, evaluar las metas previstas.

Clasificación de Indicadores

Especialistas y autores como Bourdin, K. (2007), indican, que los indicadores se pueden clasificar de dos formas:

Eficacia: Mide alcance de objetivos y características como las siguientes:

– Oportunidad: Logro de los objetivos en el tiempo planificado

– Calidad: Aceptabilidad en el logro de objetivos.

– Cantidad: Extensión de satisfacción de objetivos.

Eficiencia: Señala como se están usando los recursos asignados:

– Humanos: Personal propio o contratado

– Financieros: Dinero

– Técnicos: Equipos

– Físicos: Espacio, suministros, insumos.

Proceso de Control

Desde la visual de una gerencia de una adecuada gerencia de negocios, el proceso de Control está constituido por el conjunto de todas las operaciones formales que configuran la función del control de gestión, tales como:

Planificación: A partir de los objetivos generales a largo plazo fijados en la planificación estratégica y calibrando los elementos del entorno que la influyen, así como la situación interna de la empresa, supone la planificación de los objetivos secundarios o a medio plazo y su coordinación en cada una de las divisiones de la empresa. Va desde la alta dirección a las secciones y de éstas de nuevo a la alta dirección, para finalizar la negociación con la obtención de los objetivos que los ha aceptado, porque ha contribuido a fijarlos, y que responde por ellos.

Programación: Implica el desarrollo de planes específicos que contribuyan a materializar los objetivos secundarios y a través de éstos, los globales a largo plazo, logrando conocer así qué se quiere, cómo se quiere, cuándo y quién es el responsable.

Establecimiento de Presupuesto: Consiste en la elaboración de un plan financiero para un período de un año, y su materialización en un balance y una cuenta de resultados provisional. Se desglosa, a ser posible, por centros de responsabilidad.

Registro de los Resultados: Debe realizarse adaptando al control de gestión y a la Clasificación por centros de responsabilidad los datos contables recibidos.

Análisis de los Resultados: Consiste en la comparación de las realizaciones con el presupuesto y el análisis de las desviaciones para evaluar los responsables y reajustar el sistema, dando las directrices oportunas.

Toma de Decisiones

La toma de decisiones trata más bien del proceso que conlleva seleccionar un curso de acción entre varias alternativas; es el núcleo de la responsabilidad administrativa; el administrador debe decidir constantemente que hacer, quien debe hacerlo, cuando y donde hacerlo; implica optar entre cursos de acción por aquel que sea más adecuado.

Esto implica que el factor de riesgo y de incertidumbre va a determinar la cantidad de información necesaria que hará falta para evaluar la decisión más acertada. Según Drucker, J. (2008), delegar es la habilidad que tiene el gerente para escoger personas que puedan hacer lo que él debería hacer y la disposición para no intervenir mientras éstos realizan el trabajo. De acuerdo a esto, se delega autoridad cuando un superior otorga libertad a un subordinado para tomar ciertas u determinadas decisiones.

Por supuesto que es indiscutible el valor del empoderamiento en la gerencia de talento humano, pero es indispensable mantener la supervisión de la tarea que se delega sin olvidar que las responsabilidades de liderazgo no se pueden transferir; será preponderante el papel de la capacitación y la actualización profesional para u adecuado proceso de empoderamiento.

Administración y Gerencia de Resultados

En el mercado de los juegos de azar y las apuestas online, que implica tantos factores involucrados en la administración como determinantes para la satisfacción de las demandas de este sector del entretenimiento altamente competitivo, es esencial que una empresa de esta industria tenga un sistema muy claro y bien estructurado que identifique, documente, coordine y mantenga todas las actividades claves que son necesarias para asegurar las acciones de calidad dentro del modelo de negocios.

Sin esta integración sistémica, muchas empresas pueden perder en lo que se puede considerar como la competencia interna de la empresa, por una parte; su complejidad explosivamente creciente tecnológica, organizacional y mercantil, y por la otra, la habilidad de sus funciones de administración e ingeniería para planear y controlar efectiva y económicamente los aspectos de la calidad del producto y servicio con las cuales comercializan.

Expertos en el Sector Del Juego

Cuando se trata de modelos de negocios tan complejos en su naturaleza, es un factor clave fundamental lo que una adecuada asesoría de un experto Gaming Consultant puede hacer por la empresa va más al allá de la consultoría, significa el acompañamiento durante los procesos que demanda el sector y a la adecuación del casino online a esta realidad.

Promover el negocio en el segmento que se desea alcanzar, planear las mejores estrategias orientadas hacia resultados, proponer las transformaciones necesarias desde la alta dirección, mandos medios y colaboradores de base, para adaptar el modelo de negocio en un entorno cambiante, competitivo y de restricciones legales en los más grandes mercados tanto locales como internacionales.

Italtronic, Gaming Consultants Associates

Visítanos, www.italtronic.net

Leave a comment