Importancia del Control Interno

Toda actividad administrativa enfrenta constantemente el problema de cómo hacer el trabajo lo mejor posible; con un mínimo de tiempo y esfuerzo, y desde luego, al menor costo. Ni las organizaciones en general, ni las condiciones económicas o sociales, permanecen estáticas, sobre todo en el sector del Igaming; por lo que, las políticas, la estructura organizativa o los sistemas y procedimientos que en el pasado fueron satisfactorios, pueden ser hoy obsoletos o ineficientes, debido a los rápidos cambios y nuevas tendencias que surgen constantemente debido al progreso y desarrollo de las organizaciones. 

Ahora bien, un sistema es un conjunto complejo de interacciones entre las partes, componentes y procesos que lo integran, que abarcan relaciones de interdependencia entre dicho complejo y su ambiente. Del mismo modo, el control interno comprende el plan de organización y la coordinación de todos los métodos y medidas adoptadas por una organización para proteger sus activos, verificar la exactitud y confiabilidad de sus datos contables, así como promover la eficiencia operativa y estimular la adhesión a las políticas administrativas prescritas por la dirección de la organización en su filosofía de gestión.

Evidentemente, todas las organizaciones son distintas pues su filosofía las distingue, así la dinámica de casinos y plataformas de apuestas online también lo son; La dirección de la organización depende del sistema de control interno administrativo y contable para la obtención de los datos financieros y operativos en los cuales pueda basar sus planes y decisiones operativas, tanto a largo como a corto plazo. Los procedimientos y mecanismos de control interno deben estar diseñados para garantizar el funcionamiento de las diferentes áreas de una empresa.

Para cumplir con la finalidad administrativa de optimizar los recursos y cumplir con los compromisos tanto como con el estado como con sus usuarios, de manera de operar efectivamente, se requiere de la aplicación de toda una metodología para el análisis de los procedimientos existentes, que permitiese conocer amplia y suficientemente lo que está sucediendo en el área objeto de estudio, a fin de tener una visión más amplia de la problemática y poder formular con exactitud las mejoras requeridas como resultado del análisis según sea el caso, el control interno supone constante auditoría. 

El dinamismo con que se generan los cambios en la actualidad crea para los tomadores de decisiones desafíos y retos de alcanzar posicionamiento y competitividad dentro del ambiente donde se desarrollan; dentro de la enorme gama de factores que determinan dicha competitividad toma vital importancia aspectos como la globalización y las estrategias que generen esas ventajas duraderas. Desde un sentido amplio, una empresa u organización empresarial es realmente compleja en sus estructuras funcionales y en la dirección de los cambios que se producen en ella.

Muy especialmente tratándose de aquellos procesos pertinentes a una gerencia de calidad dirigida a lograr el éxito de la gestión, a través de esfuerzos humanos y económicos, en términos de productividad y competitividad de los resultados obtenidos; apoyada fundamentalmente en la eficiencia del talento humano y en el cumplimiento de sus tareas y responsabilidades, concebidas estas como los procedimientos previstos en la filosofía de gestión de cada organización. 

Control interno y procedimientos

Cabe destacar que en toda empresa es de vital importancia contar con procedimientos adecuados y eficientes que faciliten la satisfacción de los objetivos planificados donde las actividades administrativas se realicen con eficiencia y efectividad, de forma tal que sea posible contribuir efectivamente con la toma de decisiones referidas específicamente al cumplimiento de las obligaciones formales, de acuerdo con las exigencias de las entidades oficiales.

Entonces, en  el  contexto  empresarial, las  grandes   y  medianas  organizaciones   realizan  sus  actividades y  procesos  asignados  bajo un  esquema de trabajo basado  y  fundamentado  en la disciplina  administrativa,  el  cual  representa un  elemento  fundamental  para  el  buen desarrollo, correcta ejecución y  eficiencia  operacional  dentro  de  las  áreas  de  trabajo  en  conjunto  con  el  seguimiento  a  la  gestión  administrativa, a través  de  la  aplicación  de  diversas  auditorías  que  garantizan  la  determinación  de  la  eficiencia  en  referencia  a cumplimientos  de  indicadores  de  gestión  administrativos  y  operativos.

En este sentido, se requiere de una determinada frecuencia o periodicidad establecida por las políticas de cada organización, dentro de un marco  legal  vigente  con normas  y  principios  nacionales  e internacionales. Lo que es un factor clave en las operaciones de las organizaciones del sector de los juegos de azar, en virtud de las normas restrictivas, regulaciones y jurisdicciones donde estas organizaciones se desenvuelven

Coso, Coso I, II y III, Control Interno

Según la Asociación Española para la Calidad (AEC) (2013), COSO (Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway), es una comisión voluntaria constituida por representantes de cinco organizaciones del sector privado en EEUU, para proporcionar liderazgo intelectual frente a tres temas interrelacionados: la gestión del riesgo empresarial (ERM), el control interno, y la disuasión del fraude. Las organizaciones son: La Asociación Americana de Contabilidad (AAA), El Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA), Ejecutivos de Finanzas Internacional (FEI), el Instituto de Auditores Internos (IIA), La Asociación Nacional de Contadores (ahora el Instituto de Contadores Administrativos [AMI]). 

Desde su fundación en 1985 en EEUU, en respuesta a las malas prácticas empresariales y los años de crisis anteriores, COSO estudia los factores que pueden dar lugar a información financiera fraudulenta y elabora textos y recomendaciones para todo tipo de organizaciones y entidades reguladoras como el SEC (Agencia Federal de Supervisión de Mercados Financieros) y otros. En este sentido, este conjunto de normas internacionales, son una base de protección para las futuras inversiones en mercados internacionales.  

Posteriormente, en 1992 la comisión publicó el primer informe “Internal Control – Integrated Framework” denominado COSO I con el objeto de ayudar a las entidades a evaluar y mejorar sus sistemas de control interno, facilitando un modelo en base al cual pudieran valorar sus sistemas de control interno y generando una definición común y de uso estándar de “control interno”. Según COSO el Control Interno es un proceso llevado a cabo por la dirección y el resto del personal de una entidad.

Este fue diseñado con el objeto de proporcionar un grado de seguridad razonable en cuanto a la consecución de objetivos atendiendo a las áreas de eficacia y eficiencia de las operaciones, confiabilidad de la información financiera, cumplimiento de las leyes, reglamentos y normas que sean aplicables; de ahí brinda un alto nivel de fiabilidad en la valoración de empresas tomando en consideración al ambiente de control, evaluación de Riesgos, actividades de control, información y comunicación y por último supervisión. 

Para el 2004, se publicó el estándar “Enterprise Risk Management – Integrated Framework” (COSO II) Marco integrado de Gestión de Riesgos que amplía el concepto de control interno a la gestión de riesgos implicando necesariamente a todo el personal, incluidos los directores y administradores. COSO II (ERM) amplía la estructura de COSO I a ocho componentes comenzando por el ambiente de control que incluye los valores y filosofía de la organización, influye en la visión de los trabajadores ante los riesgos y las actividades de control de los mismos.

También contempla el establecimiento de objetivos tanto estratégicos, como operativos, así como también aquellos de información y de cumplimiento, además de la identificación de eventos, que pueden tener impacto en el cumplimiento de objetivos. Seguidamente, contempla la evaluación de riesgos, es decir, la   identificación y análisis de los riesgos relevantes para la consecución de los objetivos. Por supuesto, juega un papel de relevancia la determinación de acciones frente a los riesgos así como también las actividades de control que contempla políticas y procedimientos que aseguran que se llevan a cabo acciones contra los riesgos. Por último, la información y comunicación eficaz en contenido y tiempo, para permitir a los trabajadores cumplir con sus responsabilidades bajo el nivel de supervisión para realizar el seguimiento de las actividades. 

En mayo de 2013 se ha publicado la tercera versión COSO III, con importantes novedades sobre las anteriores versiones; que introdujo en este Marco Integrado de Gestión de Riesgos tales como mejora de la agilidad de los sistemas de gestión de riesgos para adaptarse a los entornos, mayor confianza en la eliminación de riesgos y consecución de objetivos así como de claridad en cuanto a la información y comunicación. Algunos de los beneficios de utilizar el estándar COSO es que promueve la gestión de riesgos en todos los niveles de la organización y establece directrices para la toma de decisiones de los directivos para el control de los riesgos y la asignación de responsabilidades. 

Además, de que ayuda a la integración de los sistemas de gestión de riesgos con otros sistemas que la organización tenga implantados, a la optimización de recursos en términos de rentabilidad y que en resumidas cuentas mejora la comunicación en la organización; por ende, mejora el control interno de la organización. Los principios de Control Interno, según COSO III De acuerdo a la Red de Conocimientos en Auditoría y Control Interno (AUDITOOL) (2013), las empresas deben implementar un sistema de control interno eficiente que les permita enfrentarse a los rápidos cambios del mundo de hoy. 

Es responsabilidad de la administración y directivos desarrollar un sistema que garantice el cumplimiento de los objetivos de la empresa y se convierta en una parte esencial de la cultura organizacional. El marco integrado de control interno propuesto por COSO provee un enfoque integral y herramientas para la implementación de un sistema de control interno efectivo y en pro de mejora continua para reducir a un nivel aceptable el riesgo de no alcanzar un objetivo de la entidad. El modelo de control interno COSO 2013 actualizado está compuesto por los cinco componentes, establecidos en el marco anterior y principios que la administración de toda organización debería implementar. 

Control Interno 

El Control Interno ha ido tomando importancia en las empresas actuales, se ha constituido en una ocupación de estudio por parte de los expertos investigadores de las ciencias sociales, aplicadas al campo de la contaduría pública y la administración, sobre el comportamiento de las instituciones organizadas en cuanto a los planes de  control establecidos, orientado a la evaluación de la calidad de las diferentes gestiones de las organizaciones, como también el cumplimiento del marco legal, comprendido dentro del sistema de control interno preestablecido y su entorno, desarrollado por ellas, mediante la aplicación de normas legales, técnicas, políticas, planes y estrategias de desempeño y evaluaciones, a través de auditorías específicas, en virtud de la actividad empresarial a que se dedican a producir. 

En este sentido, Sarcos (2006), expresa que: El control interno comprende un plan de organización y todos los métodos y procedimientos que en forma coordinada se adoptan en un negocio para salvaguardar sus activos, verificar la exactitud y operacional y provocar la adhesión a las políticas precisadas por la administración. (p. 35) 

Es por ello que, en los últimos años, ha ido en aumento la importancia que se le atribuye el tener un buen sistema de control interno de las organizaciones, debido a lo práctico que resulta al medir la eficiencia y la productividad al momento de implantarlos, en especial si se centra en las actividades como el cumplimiento de las normas tributarias vigentes. En función de lo expuesto en el párrafo anterior, los empresarios venezolanos, deben tratar de optimizar el funcionamiento de sus empresas, para que cada día su gestión sea más productiva y obtener la mayor rentabilidad posible y a su vez cumplir con el pago de impuestos que les corresponde como contribuyentes. 

La importancia del control interno radica en la confiabilidad que deben presentar las cifras que son reflejadas en los estados financieros, de igual forma debe evaluar el nivel de eficiencia operacional en los procesos contables, administrativos y tributarios. 

La utilización del control interno en las entidades permite que se reduzcan en gran magnitud las ilegalidades y corrupción dentro del marco laboral, ya que obliga a cada elemento de la organización a ser controlado por la persona pertinente. 

Según lo que señala Mantilla (2005), se está en presencia de un control interno: Cuando el monitoreo, seguimiento y supervisión son desarrollados por la organización y se habla de control interno tributario cuando este control existe y su aplicación previene el incumplimiento de las obligaciones tributarias en las condiciones establecidas en las leyes tributarias y sus reglamentos. (p.36) 

Leave a comment