Principios de auditoría financiera

En general, las auditorías financieras son metodologías que se requieren para la adecuada valoración de las empresas en los procesos de adquisición y fusión muy comunes en el sector del Igaming actualmente. Oviedo (2014 define que la auditoría financiera examina a los estados financieros y a través de ellos las operaciones financieras realizadas por el ente contable, con la finalidad de emitir una opinión técnica y profesional. Ahora bien, las auditorias son gestiones comunes internamente en las empresas para su correcto funcionamiento financiero y en todos sus activos, de manera de mantener una adecuada salud de las finanzas de las mismas y proveer de información fidedigna en los procesos de fusión de casinos, por ejemplo.

Desde el sentido más amplio, consiste en el examen de los registros, comprobantes, documentos y otras evidencias que sustentan los estados financieros de una entidad u organismo, efectuado por el auditor para formular el dictamen respecto de la razonabilidad con que se presentan los resultados de las operaciones, la situación financiera, los cambios operados en ella y en el patrimonio; para determinar el cumplimiento de las disposiciones legales y para formular comentarios, conclusiones y recomendaciones tendientes a mejorar los procedimientos relativos a la gestión financiera y al control interno. 

Para que el auditor esté en condiciones de emitir su opinión en forma objetiva y profesional, tiene la responsabilidad de reunir los elementos de juicio suficientes que le permitan obtener una certeza razonable sobre la autenticidad de los hechos y fenómenos que reflejan los estados financieros; además que son adecuados los criterios, sistemas y métodos utilizados para captar y reflejar en la contabilidad y en los estados financieros dichos hechos y fenómenos y que los estados financieros estén preparados y revelados de acuerdo con los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados.

Adicionalmente, para obtener estos elementos, el auditor debe aplicar procedimientos de auditoría de acuerdo con las circunstancias específicas del trabajo, con la oportunidad y alcance que juzgue necesario en cada caso, los resultados deben reflejarse en papeles de trabajo que constituyen la evidencia de la labor realizada, procedimientos y unidades de negocios auditadas. La realidad, es que toda organización, sobre todo con dinámicas tan complejas como en casinos y plataformas de apuestas online, debe contar con sistemas de auditoría y de control interno, pero, además, debe diseñar planes de auditoría externa para garantizar la objetividad de los resultados en cada proceso auditado. 

Además, con una serie de objetivos claros y bien definidos para su adecuada aplicación y ejecución. En este sentido, la auditoría financiera tiene como objetivo principal, dictaminar sobre la razonabilidad de los estados financieros preparados por la administración de las empresas y en su dinámica de negocios, de aquí que se trata de examinar el manejo de los recursos financieros de un ente, de una unidad y/o de un programa para establecer el grado en que sus colaboradores y responsables administran y utilizan los recursos y si la información Financiera es oportuna, útil, adecuada y confiable. También, evaluar el cumplimiento de las metas y objetivos establecidos para la prestación de servicios o la producción de bienes de las empresas objeto de auditoría 

Adicionalmente se encargan de verificar que las entidades ejerzan eficientes controles sobre los ingresos, así como el correcto cumplimiento de las disposiciones legales, reglamentarias y normativas aplicables en la ejecución de las actividades productivas; además de propiciar el desarrollo de los sistemas de información en la gestión, como una herramienta para la toma de decisiones y la ejecución de la auditoría y por último, formular recomendaciones dirigidas a mejorar el control interno y contribuir al fortalecimiento de la gestión pública y promover su eficiencia operativa.

Ejecución de un proceso de auditoría

Obviamente cada organización podría aplicar auditorias formas distintas, de ahí que existan una serie de normas internacionales de orden contable y financiero para estandarizar criterios, aunque en el proceso de ejecución se pueden presentar algunas variantes, en líneas generales puede desarrollarse a partir de: 

  • Una indispensable visión general.
  • Evidencia y procedimientos de auditoría.
  • Pruebas de controles.
  • Muestreo de auditoría en pruebas de controles.
  • Pruebas sustantivas.
  • Pruebas sustantivas de detalles.
  • Procedimientos analíticos sustantivos.
  • Actos ilegales detectados en la entidad auditada.
  • Papeles de trabajo.
  • Aplicación de TAACs o Técnicas de auditoría asistidas por computador.
  • Desarrollo y comunicación de hallazgos de auditoría.

Características de los procesos de auditoría

Son muchas las ventajas y beneficios de los procesos de auditorías, además de que son procedimientos obligatorios para las empresas que entienden la importancia de estos procesos de análisis. En líneas generales, se pueden resumir las características de una buena auditoría es que es:

  • De carácter estrictamente objetivo, porque el auditor revisa hechos reales sustentados en evidencias susceptibles de comprobarse.
  • Sistemática, porque su ejecución es adecuadamente planeada.
  • Profesional, porque es ejecutada por auditores o contadores públicos a nivel universitario o equivalentes, que posean capacidad, experiencia y conocimientos en el área de auditoría financiera.
  • Específica, porque cubre la revisión de las operaciones financieras e incluye evaluaciones, estudios, verificaciones, diagnósticos e investigaciones.
  • Normativa, ya que verifica que las operaciones reúnan los requisitos de legalidad, veracidad y propiedad, evalúa las operaciones examinadas, comparándolas con indicadores financieros e informa sobre los resultados de la evaluación del control interno.
  • Decisoria, porque concluye con la emisión de un informe escrito que contiene el dictamen profesional sobre la razonabilidad de la información presentada en los estados financieros, comentarios, conclusiones y recomendaciones, sobre los hallazgos detectados en el transcurso del examen.

Proceso de la auditoría financiera

El proceso que sigue una auditoría financiera, se puede resumir en una fase que inicia con la expedición de la orden de trabajo y culmina con la emisión del informe respectivo, por supuesto, cubriendo todas las actividades vinculadas con las instrucciones impartidas desde los niveles decisorios, relacionadas con la unidad de negocios objeto de dicha auditoría; es este sentido, la autoridad correspondiente designará por escrito a los auditores encargados de efectuar el examen a un departamento o área, precisando los profesionales responsables de la supervisión técnica y de la jefatura del equipo. La designación del equipo debe incluir una orden de trabajo que debe contener los siguientes elementos:

  • Objetivo general de la auditoría.
  • Alcance del trabajo de auditoría.
  • Presupuesto de recursos y tiempo.
  • Instrucciones específicas dadas las condiciones y objetivos de la auditoría. 

Para cada auditoría se conforma un equipo de trabajo, esto en consideración a la disponibilidad de personal de cada unidad de control, la complejidad, la magnitud y el volumen de las actividades a ser examinadas. El equipo estará dirigido por el jefe o responsable de equipo, que en definitiva será un auditor experimentado y deberá ser supervisado técnicamente. En la conformación del equipo se considerará los siguientes criterios, de manera de garantizar la objetividad y evitar vicios:

  • Rotación del personal para los diferentes equipos de auditoría.
  • Continuidad del personal hasta la finalización de la auditoría.
  • Independencia de criterio de los auditores.
  • Equilibrio en la carga de trabajo del personal.

Una vez recibida la orden de trabajo, se elaborará un oficio dirigido a las principales autoridades de la gerencia, unidad de negocios, proyecto o programa, a fin de poner en conocimiento el inicio de la auditoría. De conformidad con las normativas técnicas internacionales de auditoría vigente, este proceso comprende las fases de: planificación, ejecución del trabajo y la comunicación de resultados.

Planificación

Pues es claro que, en cualquier proceso, la planificación es fundamental; constituye la primera fase del proceso de auditoría y de su concepción dependerá la eficiencia y efectividad en el logro de los objetivos propuestos para su ejecución, utilizando los recursos estrictamente necesarios. Esta fase debe considerar alternativas y seleccionar los métodos y prácticas más apropiadas para realizar cada una de las tareas, por lo tanto, esta actividad debe ser cuidadosa, creativa positiva e imaginativa; por lo que necesariamente debe ser ejecutada por los miembros más experimentados del equipo de trabajo; pues se tiene que optimizar el tiempo como importante recurso. 

La planificación de la auditoría financiera, comienza con la obtención de información necesaria para definir la estrategia a emplear y culmina con la definición detallada de las tareas a realizar en la fase de ejecución así como los distintos recursos necesarios antes, durante e incluso después de su ejecución; en un proceso de auditoría la omisión de detalles puede ser fatal para el cumplimiento de objetivos en el tiempo previsto. 

Ejecución del trabajo

En esta fase el auditor debe aplicar los procedimientos establecidos en los programas de auditoría previstos y desarrollar completamente los hallazgos significativos relacionados con las áreas y componentes considerados como críticos, determinando los atributos de condición, criterio, efecto y causa que motivaron cada desviación o problema identificado. Así como, todos los hallazgos desarrollados por el auditor, estarán sustentados en papeles de trabajo en donde se concreta la evidencia suficiente y competente que respalda la opinión y el informe correspondiente producto de dichos hallazgos y sus detalles críticos. 

Es de fundamental importancia que el auditor mantenga una comunicación continua y constante con los funcionarios y empleados responsables durante el examen, con el propósito de mantenerles informados sobre las desviaciones detectadas a fin de que en forma oportuna se presente los justificativos y soportes o se tomen las acciones correctivas pertinentes. Estos procesos son en extremo delicados y sugieren una predisposición por parte de los auditados, aun entendiendo que debe ser una práctica obligatoria en todas las empresas para una buena gestión, partiendo de una ejecución excelente de normas y procedimientos. 

Comunicación de resultados

La comunicación de resultados es la última fase del proceso de la auditoría, sin embargo, ésta de hecho se cumple en el transcurso del desarrollo de la auditoría. Está básicamente dirigida a los supervisores de la unidad de negocios examinada con el propósito de que presenten la información verbal o escrita respecto a los asuntos observados. Esta fase comprende también, la redacción y revisión final del informe borrador, el que será elaborado en el transcurso del examen, con el fin de que el último día de trabajo en el campo y previa convocatoria, se comunique los resultados mediante la lectura del borrador del informe a los involucrados y responsables de las operaciones examinadas, de conformidad con la ley pertinente.

El informe básicamente contendrá la carta de dictamen, los estados financieros, las notas aclaratorias correspondientes, la información financiera complementaria y los comentarios, conclusiones y recomendaciones relativos a los hallazgos de auditoría. Como una guía para la realización del referido proceso, en cuadro adjunto se establecen los siguientes porcentajes estimados de tiempo, con relación al número de días/hombre programados. La auditoría financiera para las empresas y organizaciones constituye un proceso administrativo natural que se ejecuta con una frecuencia con la finalidad de determinar los resultados y estados financieros que presentan a cada departamento de la organización.

En este sentido, es preciso resaltar que también permite  conocer  de  manera  directa  cual es  la condición y  estado  real  de  la  conducta administrativa  de  cada  área evaluando  los  procesos  y determinando  los  posibles  desvíos  detectados  y  a  su  vez  activar  un  canal  de  comunicación  efectivo  con los líderes  de  las organización  y   determinar las  medidas  correctivas  a tomar  para optimizar  los  procesos  administrativos desde los colaboradores responsables que las ejecutan según los manuales de funciones y cargos delimitados por la organización.

De aquí que, según algunos autores, un manual de funciones y perfiles de cargos, son un instrumento metodológico de la ciencia técnica que contiene información detallada referente al directorio administrativo, antecedentes, legislación, atribuciones, funciones y perfiles de cargos de todas las unidades organizacionales que conforman una empresa. En el mismo, se debe reflejar los niveles jerárquicos, grados de autoridad, responsabilidad, canales de comunicación y organigramas que describen de forma gráfica la estructura de organización.

Por lo que destaca el papel preponderante de un liderazgo que no solo ejerza una adecuada gestión de talento humano y tareas de manera eficaz, sino que además haga uso adecuado de recursos materiales y financieros de la organización con criterio adaptado a la filosofía de la empresa.   Entonces, las auditorías son indispensables en los procesos de control interno financiero por lo que deben ser de carácter objetivo, de ahí que en la ejecución de auditorías externas sea recomendable la asesoría de empresas expertas en el sector de los juegos de azar. 

www.italtronic.net 

Leave a comment