Satisfacción laboral

Cuando nos encontramos con estructuras empresariales tan complejas como los modelos de negocios de casinos y casas de apuestas, donde es indispensable la perfecta ejecución de los procesos producto de la compleja dinámica y sinergia que las definen, la adecuada gestión de talento humano es una prioridad. Desde el proyecto de creación hasta la correcta legalización de estas empresas, se evidencia el nivel de dificultad de una organización que, pese a lo riguroso en estructuración, es increíblemente rentable y con máximas oportunidades de explotación en la industria de los juegos de azar, el sector del Gaming puede que represente un reto en todas sus dimensiones, pero es un negocio de grandes dividendos.

En este sentido, una de las preocupaciones de estas organizaciones es la gestión de talento humano; y más específicamente, la satisfacción laboral de los colaboradores; y aunque es muy común encontrar climas difíciles, la realidad es que, en la gerencia moderna, el objetivo es desarrollar talento en condiciones óptimas para una filosofía de gestión orientada hacia la obtención de resultados, logro de objetivos y alcance de metas. Pues si se trata de que todos los procesos sean ejecutados con el más alto nivel de desempeño, la mejor forma de lograrlo es con un personal motivado y satisfecho de lo que hacen.

Cuando los individuos ingresan a una organización se compromete a realizar un buen trabajo, ser leales y comprometidos con ésta, pero al mismo tiempo demandan más que recompensas económicas; buscan seguridad para ellos y los suyos, un trato humano, relaciones favorables con las personas y apoyo para alcanzar sus metas, además de un agradable ambiente de trabajo. Si la organización solo se ocupa de los aspectos económicos y descuida los psicológicos, los trabajadores tienden a manifestar una satisfacción y un desempeño limitado a causa de que sus metas personales no se están alcanzando. 

Por el contrario, si se cubren ambas expectativas los empleados tienden a mostrarse felices, permanecen con la empresa y se convierten en trabajadores excelentes; por ello es responsabilidad social de la organización, conocer y satisfacer las necesidades de sus trabajadores, tanto en el medio laboral, como en el medio social al cual pertenecen. En este sentido, Keith, D. (2003). Afirma que: “la responsabilidad social es el reconocimiento de que las organizaciones tienen una influencia significativa en el sistema social, y que tal influencia se debe considerar y equilibrar de un modo apropiado en todas las acciones de la organización.” 

De tal modo que la satisfacción de las necesidades de los trabajadores, quienes como colectivo comparten un orden interno común, representado por la estructura, funciones, tareas, políticas, normas y procedimientos; principios, valores, costumbres que conforma su clima; y que además constituyen el sistema social de las organizaciones; entonces, es la responsabilidad social de la empresa que alude el autor y que se considera debido a que la satisfacción laboral, es intrínseca y proporcional a la satisfacción personal; en general, como individuos nos preocupa trabajar en una actividad edificante y que nos permita desarrollarnos en todos los aspectos, social, emocional y económico.

Para que las organizaciones puedan cumplir a cabalidad con sus objetivos tanto productivos como de atención al trabajador, es necesario que en la misma exista un conjunto de pautas, normas vinculadas a factores físicos, psicológicos y socioeconómicos, que influyen y determinan el desarrollo de las actividades laborales, conocidas como dimensiones. Estas dimensiones son la base y fundamento para evaluar aspectos como el desempeño y la satisfacción laboral. 

Factores en la satisfacción laboral

Aunque, de hecho, todos tenemos motivaciones, necesidades y expectativas diferentes; lo cierto es que un factor de interés por el trabajo es la compensación, este es el que proporciona la satisfacción a las necesidades de sobrevivencia del individuo en la actualidad. 

El salario hace referencia a la compensación que recibe el trabajador para la satisfacción de sus necesidades básicas. Es evidente que, por varias razones, el dinero es importante para los trabajadores debido a que le permite acceder a los bienes y servicios que necesitan para satisfacer sus necesidades y la de su grupo familiar. Además, es un indicador de la posición relativa de un trabajador en comparación con la de otros compañeros de trabajo, dadas las responsabilidades en las tareas que este tenga a su cargo. 

El siguiente factor relacionado a estas dimensiones son las relaciones con los compañeros de trabajo. Esta corresponde a la como los trabajadores establecen un intercambio de relaciones interpersonales. Se trata de las vinculaciones o relaciones entre individuos sobre la base de una mutua comprensión y comunicación. Las relaciones interpersonales expresan la calidad de las interacciones entre las personas que laboran dentro de una organización y que conforman un grupo de trabajo. Unas buenas relaciones de trabajo tienden a fomentar un espíritu de unión, compañerismo y amistad que resulta beneficioso para la organización en vista de que existe un mayor entusiasmo por cumplir con las metas propuestas.

Seguidamente, encontramos que las condiciones ambientales también influyen en gran manera en la satisfacción laboral de los colaboradores en una organización. Las condiciones ambientales son todos aquellos factores que inciden en el trabajador para que éste se sienta a gusto, cómodo y seguro en su sitio de trabajo. Las mismas pueden influir directamente en el rendimiento de los trabajadores. Es necesario que las organizaciones cuenten con las mínimas condiciones para que así la labor que allí desempeñan sea más agradable y por ende más eficiencia. 

En tanto, que un sitio de trabajo con condiciones ambientales, deficiente conlleva a que los trabajadores realicen un trabajo también deficiente y no sean tan productivos. Incluye todos aquellos aspectos que se relacionan con el espacio físico del sitio de trabajo. Entre estos aspectos se encuentra la seguridad, la ventilación, la iluminación, la temperatura, el aseo, la disposición de materiales y equipos entre otros. El desempeño de un trabajo seguro no solo es un factor que puede causar cierto grado de satisfacción sino un desequilibrio emocional producto de la inseguridad en el trabajo. 

Seguidamente, el factor de reconocimiento de la labor desempeñada, puede hacer la diferencia entre un trabajador realmente motivado y otro que no recibe este reconocimiento. En síntesis, es la gratificación económica y psicológica que se otorga al trabajador cuando realiza un trabajo satisfactoriamente. También se podría decir que el reconocimiento es un estímulo (verbal o escrito) recibido por el trabajador de parte de sus superiores, en virtud a una labor exitosa en la organización a la cual pertenece. En el desarrollo organizacional, el diseño y ejecución de programas de compensación es un factor diferenciador en la gestión de talento humano. 

El hecho de reconocer lo que un trabajador hace y la importancia que tiene éste dentro de la organización es de un valor incalculable, ya que así el trabajador se esfuerza mucho más por hacer las cosas cada vez mejor y se supera, de esta manera contribuye con el logro de los objetivos que persigue la organización. Si la organización no incluye en su filosofía la costumbre de reconocer por los medios disponibles los logros alcanzados por sus trabajadores les está negando la oportunidad de saber si su trabajo es valorado y si son tomados en cuenta. 

Por último, el estilo de liderazgo y supervisión son determinantes no solo en la satisfacción de los empleados y colaboradores, sino en el clima organizacional imperante. La supervisión, en su sentido más estricto, está referida a los procedimientos mediante los cuales la organización evalúa el comportamiento y el desempeño de sus trabajadores. Dicho de otra manera, es el proceso a través del cual se evalúa la labor de cada trabajador por un miembro del nivel jerárquico inmediatamente superior; por medio de este proceso se puede medir hasta qué punto cada trabajador está realizando con efectividad sus tareas y responsabilidades según lo establecido por las normas y procedimientos que la organización dispone para ello.

Es productivo cuando está destinado a retroalimentar al trabajador, ya sea para recompensarlo o para hacer observaciones en función de sus oportunidades de mejora. En un sentido más amplio, el liderazgo efectivo no impone, sino que coordina tareas de manera efectiva, desarrollando las potencialidades de los colaboradores al máximo en un ambiente realmente productivo. De aquí que, en estos escenarios es posible alcanzar metas y desarrollar equipos de alto rendimiento. Se pone de manifiesto el concepto de trabajo en equipo como un medio para alcanzar una mejor calidad, un servicio más rápido y una total satisfacción del cliente; efectivamente, en este orden, el fin es el cliente, el activo más importante para toda organización. 

Relación clima organizacional y satisfacción laboral

Clima organizacional y satisfacción laboral tienen una correspondencia directa, al respecto Brunet (1999) señala que “dada la estrecha relación que existe entre el clima organizacional y la satisfacción laboral, es obvio que el clima ejerce influencia a nivel de las relaciones en el trabajo” (p. 72); por lo que cuando una organización hace esfuerzos en promover la satisfacción de su personal, influye directamente en el  establecimiento de un adecuado clima organizacional, donde son propicias las condiciones para alcanzar los objetivos y metas de la empresa como estructura. En la gerencia moderna, la premisa se orienta hacia alcanzar niveles de óptima productividad en los equipos de trabajo.

En su definición más sencilla, un equipo de alto rendimiento es un grupo de trabajo cuyas características particulares lo describen desde el desempeño excelente en el tiempo, como una cualidad propia que la define a largo plazo. Son equipos funcionales, flexibles, que destacan por mostrar interés por los resultados, comprometidos, responsables y con una comunicación efectiva y asertiva entre sus miembros y colaboradores. Estos equipos interactúan de manera positiva para alcanzar sus objetivos de productividad, comparten conocimiento, experiencias y aprendizajes en pro de la unidad negocios.

Entonces, alcanzar equipos de alto rendimiento para los nuevos retos de los casinos online es una prioridad para la operadora. En particular, estos equipos poseen un alto ritmo de adaptación para aplicar los avances de la tecnología y el desarrollo de estrategias administrativas y de negocios; en síntesis, son capaces de alcanzar los objetivos esperados en el menor tiempo posible, crucial para la ejecución de estos negocios totalmente digitalizados, con procesos dependientes de programas de software para múltiples tareas y funciones.

Además, ese desempeño productivo, representa un muy Importante factor en el desarrollo de un equipo de trabajo de alto rendimiento como diferenciador; pues hay visualizar que la tendencia actual es que las organizaciones busquen, en sus equipos de trabajo, un alto desempeño de sus participantes y colaboradores, debido al valor añadido que generan en su estructura interna. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las organizaciones desconocen cómo definir, configurar y calibrar ese equipo.

Para lograr un equipo de trabajo de alto rendimiento, el punto clave es la capacitación y la formación, por lo que los programas de entrenamiento continuo a los trabajadores para que tengan diversas aptitudes y sean capaces de desempeñar diferentes tareas es de vital importancia. Del mismo modo, desde la capacitación se les otorgan facultades para tomar decisiones relativas a la planificación, a la ejecución y al control del trabajo que anteriormente, en los equipos de trabajo tradicionales, solamente eran tomadas por los supervisores, de ahí que la dotación de herramientas desde el entrenamiento proporciona empoderamiento.

El empoderamiento o incremento en el poder de decisión proporciona alto nivel de responsabilidad y, sobre todo, compromiso, y que las orientaciones hacia resultados sean más significativas. Lo que obviamente, repercute en mejoras en la productividad, la calidad, la satisfacción del cliente y el coste. Aunque la característica más relevante de estos equipos de alto rendimiento es la tenencia de un objetivo claro. De ahí que, las casas de apuestas y casinos online, deban hacer especial énfasis en los objetivos planteados como estructura para alcanzar óptimos resultados tanto en metas cuantitativas y cualitativas. 

Es imposible empoderar sino se proveen de los conocimientos necesarios para desarrollar procesos efectivos de resolución de problemas en estos equipos, por lo que los programas de actualización y capacitación no son solo un excelente medio de reconocimiento y compensación, sino herramienta fundamental en el desarrollo de equipos de alto rendimiento para la organización. De aquí que, en el sector del gaming, de cambios disruptivos constantes, las empresas asesoras capaces de formar estos equipos, son pieza de apoyo de incalculable valor agregado para estos modelos de negocio.

www.itlatronic.net 

Leave a comment